Díaz Ochoa cometió serias irregularidades en el tema del Issstecali: Obed Silva

*Conocedor de la Ley de Deuda Pública, el abogado Silva afirmó que el endeudamiento aprobado es ilegal

*Díaz Ochoa lo hizo para no ser enjuiciado tal como ahora ocurre con el ex alcalde Pérez Tejada, aseguró

*Es “cómplice” al no gestionar la regularización del pago del rezago heredado por sus antecesores, dijo el ex diputado local

Por Javier MEJÍA

El ex diputado local, Obed Silva Sáchez, se refirió al tema del endeudamiento de los municipios con el Issstecali, y afirmó que la ley de Deuda Pública no autoriza la obtención de créditos para destinarlos al pago de gasto corriente, ni operativo, ni elimina, en el caso de Mexicali, el hecho de que el alcalde Jaime Díaz Ochoa haya retenido cuotas de Issstecali y no las enteró, como tampoco el haber dejado de gestionar la regularización del rezago en la materia.

En entrevista, el ex secretario del Ayuntamiento de Tijuana coincidió con la postura legal expuesta por el Centro Empresarial Coparmex Mexicali, y agregó que la propuesta del alcalde Díaz Ochoa de endeudar al Ayuntamiento fue una maniobra para evitar ser denunciado, en los mismos términos tal como ocurrió con el ex alcalde Francisco Pérez Tejada.

Explicó que  Díaz Ochoa no sólo debió enterar directamente al Issstecali como se hace con los  pagos periódicos, al igual como ocurre entre los patrones cumplidos con el IMSS, sino también en el tema del rezago dejado por su antecesor debió gestionar la regularización  del pago, ya que al no hacerlo se convirtió en cómplice respecto a las imputaciones que ahora se le hacen a Pérez Tejada.

Cabe mencionar que la solicitud de Jaime Díaz de crédito-endeudamiento, además de tener un amparo interpuesto por el Centro Empresarial Coparmex, tendrá que pasar por el Congreso del estado donde se verá la postura de lo los diputados de las diversas fuerzas políticas, particularmente del PRI que tendrian la exigencia de sus dirigentes de votar en contra de dicha solicitud que ya está en el Congreso.

La historia

El 22 de enero del 2016, en sesión de Cabildo mexicalense, fue desechada, hasta en tres  votaciones,  la propuesta de endeudamiento por larededor de 700 millones  de pesos para hacer los pagos por retención de cuotas y recargos que se tienen con el Isssstecali, con once votos a favor y siete en contra, por lo que no se logró la mayoría calificada para iniciar la solicitud de crédito.

A pesar de que hubo intensos cabildeos para “amarrar” los doce votos, al final como fue una votación secreta alguien se “rajó” o fue convencido por la autoridad para abortar la iniciativa que había sido aprobada en la Comisión de Hacienda de Cabildo.

Hubo amagos de que el Instituto podría embargar recursos al XXI Ayuntamiento de las participaciones estatales para cobrarse los adeudos.

En esos momentos trascendió que el  mismo alcalde Jaime Díaz no estaba de acuerdo en sacar adelante la propuesta de endeudamiento, ya que dicho esquema de pago había sido diseñado por el gobierno estatal de Francisco Kiko Vega, con quien durante este trienio mantuvo un fuerte distanciamiento, en el entendido de que durante su administración se presumía que no se habían retenido las cuotas de los trabajadores al Issstecali.

Esto parecía una jugada de Díaz Ochoa para molestar al gobernador, como ha ocurrido en otras ocasiones.

El tema del Isssstecali quedó en un impasse, tras de los posicionamientos a favor y en contra de regidores sobre todo del PAN, PRI y del PRD. Cabe recordar que este episodio, así como anteriormente la creación del G14 unió a los ediles perredistas Humbero Zúñiga y César Valerio, unió que fue muy efímera o coyuntural.

Pasaron los meses, hasta que el 17 de octubre empezó a correr la versión de que el gobierno municipal quería sacar por la vía del fasta track  el tema del endeudamiento con el Isssstecali. Era otro momento y el cabildeo estaba duro, mientras se tramaba llamar a “quemarropa”  a sesión privada y nocturna al órgano colegiado para aprobar el endeudamiento. A Jaime Diaz le quedaban menos días para concluir su trienio y sus circunstancias de las retenciones de las cuotas y de no enterarlas a la autoridad del Instituto.

El 18 de octubre el Cabildo sesionó y esta vez si “operaron” a favor del endeudamiento por 656 millones de pesos, ya que se sumaron a la propuesta los votos de los regidores del PRI y del edil perredista César Valerio. Esta vez sólo el síndico procurador Humberto Zúñiga votó en contra de la propuesta.

Se dijo que las condiciones crediticias eran diferentes, ya que se lograba la condonación del 99 por ciento de los recargos por un monto de 250 millones de pesos de manera que el adeudo quedaría en alrededor de 450 millones con el Isssstecali.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.