Los niños y las niñas son como esponjitas

Por Javier MEJÍA

Después de escuchar, observar y conversar con niños y niñas de Baja California confirmo que la infancia es una etapa de inquietudes y chispazos que generan asombro y te dejan verdaderamente atónito. Un mosaico infantil representativo que obliga al mundo de los adultos a evitar la deshumanización.

Por un día fueron gobernantes y hablaron a nombre de  niños y niñas que viven con muchos riesgos y muchas carencias. Defendieron el medio ambiente y la educación, pero también consignaron su preocupación por la inseguridad que nos agobia, entre otros temas.

Niños y niñas de los cinco municipios no dejaron a un lado a sus iguales que sobreviven en familias vulnerables, levantando la voz aunque sea un día en las altas esferas del Poder.

Nos han puesto el ejemplo y, como adultos, tendremos que impedir que nuestros niños y niñas sean objeto de maltrato, marginación y de violencia, tenerlos verdaderamente como una máxima prioridad para que tengan un desarrollo saludable  en un entorno social y familiar  incluyente en que el prevalezcan la comunicación, el amor y el respeto.

Cuidemos a nuestros niños y a nuestras niñas  para  mirarlos como seres humanos felices, sanos, pensantes y no como víctimas del sistema, ni de manos abusadoras  o criminales que cada vez que arremeten en su contra sin duda que hacen más miserable a nuestra sociedad.

Posdata utópica: Como sociedad hagamos que entre nuestros niños y niñas perduren los gratos recuerdos, que nada les impida echar a volar su imaginación y que absorban como esponjitas todas las buenas sensaciones. Que por ningún motivo se vulneren sus derechos y que les construyamos un entorno amigable y respirable. Que crezcan y sigan creciendo para que cuando sean adolescentes y adultos, nunca dejen de tener algo de  su infancia.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.